Jésica López

Un día entraron mil personas a mi tienda de campaña / 19.08.2010 – 24.09.2010

   

Un día entraron mil personas a mi tienda de campaña

Esta exposición es un acto de purificación. Surge de la idea de sacar pulsiones, pensamientos e inquietudes para transmutarlos. El deseo como actividad vital, en donde el consumo está ineludiblemente ligado a la producción, como un espacio secreto, donde se hacen cosas secretas, que cuando se hace público, desata una especie de complicidad. La idea de quemar para renovar, no en un sentido literal, más bien un modo de purificar y depurar la consciencia del exceso, del exceso de imágenes, del exceso de emociones. Dejar la cabeza en blanco para un nuevo comienzo.

Boletín de Prensa